capitulo 18



Resumen y análisis Capítulo 18

Resumen

Todo el mundo sabe que los pr√≠ncipes deben cumplir su palabra, pero vemos que los pr√≠ncipes que m√°s lograron, se cumplieron en el enga√Īo. Un pr√≠ncipe puede luchar con leyes, que es la forma de los seres humanos, o con la fuerza, que es la forma de los animales. Un pr√≠ncipe debe imitar al zorro en astucia, as√≠ como al le√≥n en fuerza. Un pr√≠ncipe sabio nunca debe cumplir su palabra cuando va en contra de sus intereses, porque puede esperar que los dem√°s hagan lo mismo. Para lograrlo, debes ser un buen mentiroso, pero siempre encontrar√°s personas dispuestas a dejarse enga√Īar.

En resumen, es √ļtil parecer virtuoso, pero debes estar preparado para hacer lo contrario si la situaci√≥n lo requiere. Un pr√≠ncipe debe hacer el bien si puede, pero estar dispuesto a hacer el mal si es necesario. Sin embargo, un pr√≠ncipe debe tener cuidado de actuar siempre de una manera que parezca virtuosa, porque muchos pueden verte, pero pocos saben lo que realmente eres. Si un gobernante conquista y mantiene su estado, todos lo alabar√°n, juzgando sus acciones por el resultado.

An√°lisis

Este cap√≠tulo concluye la discusi√≥n de Maquiavelo sobre las cualidades que debe exhibir un pr√≠ncipe. Manteniendo sus pies firmes en el mundo real, como prometi√≥, comienza afirmando que mientras todos asumen que los pr√≠ncipes deben cumplir su palabra, la experiencia muestra que aquellos que la rompen obtienen lo mejor de los que la cumplen. Esta es la justificaci√≥n de Maquiavelo para el enga√Īo: como puedes esperar que otros pr√≠ncipes no cumplan su palabra contigo, no debes sentirte obligado a cumplir tu palabra con ellos. Sebastian de Grazia, al escribir sobre este cap√≠tulo, se refiere al precepto de Maquiavelo como la ¬ęno regla de oro¬Ľ: haz a los dem√°s lo que esperas que te hagan a ti. En este mundo bestial, los pr√≠ncipes deben actuar como bestias, imitando al astuto zorro, en lugar de depender √ļnicamente de la fuerza, como lo hace el le√≥n. En un mundo lleno de enga√Īadores, tambi√©n debe haber alguien a quien enga√Īar, y Maquiavelo descubre que hay muchas personas dispuestas a ignorar todo tipo de enga√Īos, siempre que su estado sea pac√≠fico y pr√≥spero.

El control del pr√≠ncipe sobre su imagen p√ļblica recibe especial atenci√≥n en este cap√≠tulo. Un pr√≠ncipe siempre debe parecer veraz, misericordioso y religioso, aunque a veces deba actuar de manera opuesta. Curiosamente, estas son las mismas cualidades por las que condena a Agatocles en el cap√≠tulo 8, pero aqu√≠ le aconseja al pr√≠ncipe que prescinda de ellas cuando sea necesario. Pero la gran masa del pueblo nunca ver√° al pr√≠ncipe como realmente es; solo ver√°n la imagen que proyecta. Los pocos dentro que conocen la verdadera naturaleza del pr√≠ncipe no har√°n nada para da√Īarlo mientras la gente lo apoye, y la gente lo apoyar√° mientras tenga √©xito. Aqu√≠ Maquiavelo suena notablemente como un moderno asesor de prensa que aconseja a un pol√≠tico sobre c√≥mo conseguir buena prensa.

Glosario

quiron el más sabio de todos los centauros (mitad hombre y mitad caballo), famoso por sus conocimientos de medicina: es el maestro de Asclepio, Aquiles y Hércules.

pr√≠ncipe que no tiene nombre la referencia es al rey Fernando de Espa√Īa, quien ten√≠a una reputaci√≥n generalizada de ser enga√Īoso y astuto.



Deja un comentario