capitulo 17



Resumen y análisis Capítulo 17

Resumen

Una vez, Moll casi fue atrapada tratando de robarle un reloj de oro a una dama. Utilizando las t√©cnicas que hab√≠a aprendido de su primer c√≥mplice, Moll descubri√≥ que el reloj estaba muy bien sujeto al costado de la dama. Al darse cuenta de que estaba en peligro de ser descubierta, la propia Moll grit√≥, como si ¬ŅEst√° por ah√≠? hab√≠a sido ¬ętentado¬Ľ por los carteristas. Como Moll estaba muy bien vestida, como era su costumbre cuando estaba en estas aventuras, no se sospech√≥ que fuera la ladrona en potencia. De hecho, un joven que se encontraba un poco m√°s lejos entre la multitud fue atrapado en el acto de robar carteras y fue detenido por la multitud. Este fue un escape estrecho para Moll, por lo que no intent√≥ robar relojes de oro por un tiempo.

Adem√°s, Moll descubri√≥ que su ex ama de llaves hab√≠a sido carterista, fue capturada, condenada y sentenciada a ser transportada. Se las arregl√≥ para hablar y comprar su camino para aterrizar en Irlanda, donde ejerci√≥ su oficio durante varios a√Īos. As√≠ que se convirti√≥ en comadrona y proxeneta, y se hizo ¬ęmuy conocida¬Ľ. Regres√≥ a Inglaterra y continu√≥ prosperando como partera hasta que el proceso la despoj√≥ de su riqueza. Fue gracias a los consejos y la ayuda de esta mujer que Moll logr√≥, a lo largo de sus cinco a√Īos de robo, evadir a las autoridades de Newgate, a pesar de que hab√≠an o√≠do hablar mucho de ella.

Uno de los mayores peligros de Moll era que otros ladrones la conocían bien. Ella temía que debido a su envidia de que nunca la habían atrapado, podrían traicionarla. Moll nunca supo por qué estos ladrones le dieron el nombre de Moll Flanders. Aunque una vez fue llamada Sra. Flanders cuando se escondió en la Casa de la Moneda, no creía que lo supieran.

Cuando supo que algunos de los de Newgate la traicionarían, permaneció en casa durante mucho tiempo. Pronto, sin embargo, debido a la impaciencia de su ama de llaves, Moll se disfrazó de hombre y siguió robando, teniendo a un joven como su nuevo cómplice.

Debido a la tonta audacia de este c√≥mplice, casi los atrapan una vez. √Čl fue perseguido m√°s de cerca que ella porque ten√≠a los bienes robados. Moll corri√≥ a la casa de su ama de llaves, perseguido por una multitud. Mientras se quitaba el disfraz, su ama de llaves insisti√≥ a la multitud que ning√ļn hombre hab√≠a entrado en la casa. Cuando Moll estuvo lista, el ama de llaves abri√≥ la puerta y sigui√≥ a los hombres, quienes registraron la casa de arriba a abajo, pero no encontraron nada malo.

El juicio del joven que había estado con Moll se retrasó cuando prometió nombrar a su cómplice. Lo hizo, pero el nombre que dio fue Gabriel Spencer; en realidad no sabía nada de Moll, ni siquiera que fuera mujer.

Todo este incidente asustó tanto a Moll que dejó a su ama de llaves por un tiempo y se fue a Dunstable. Allí pasó cinco semanas con la pareja que había sido su casera y casero cuando ella vivía allí con su marido en Lancashire. Ella les hizo creer que debería encontrarse con su esposo en su casa. Mientras estuvo allí, Moll recibió varias cartas de su ama de llaves, incluida una que decía que el joven cómplice de Moll había sido ahorcado. Moll le dijo a la casera que había recibido noticias de su esposo de que su negocio no le permitiría salir de Irlanda y que tendría que regresar sin él. Con eso se fue.

An√°lisis

Tenga en cuenta c√≥mo Moll se irrit√≥ un poco con su ama de llaves cuando la mujer expres√≥ su descontento con la suspensi√≥n de las actividades delictivas de Moll porque tem√≠a ser arrestada. Moll se asegur√≥ de decir que √©l asumi√≥ todos los riesgos mientras que su ama de llaves se repart√≠a las ganancias. Aqu√≠, tambi√©n, Moll se centr√≥ en el est√ļpido riesgo que hab√≠a corrido su compa√Īero. Esto tiene implicaciones para las futuras actividades delictivas de Moll.



Deja un comentario