capitulo 16



Resumen y an├ílisis Cap├ştulo 16

Resumen

Ismael y los dem├ís ni├▒os soldados del centro de rehabilitaci├│n se comportan como animales enjaulados. Atacan a la cocinera, arrojan tazones y cubiertos a las enfermeras y consejeros, roban suministros m├ędicos para obtener medicamentos y arrastran sus colchones al patio bajo la lluvia para poder dormir afuera, donde se sienten m├ís c├│modos. Para entretenerse, atacan a los lugare├▒os en la bomba de agua y se pelean a sangre y fuego en el aburrimiento de las tardes.

Una tarde, los chicos deciden romper ventanas e Ismael usa sus propias manos. Se corta y sangra sin control. Va al hospital pensando que va a robar un botiqu├şn de primeros auxilios y tratarse a s├ş mismo, pero una amable enfermera lo convence de que la deje limpiar y vendar sus heridas. Se enferma m├ís con la abstinencia de drogas en el hospital y permanece en cama durante d├şas bajo el cuidado de la enfermera.

El tiempo y la amabilidad y el perd├│n del personal desgastan a los muchachos. Comienzan a darse cuenta del alcance de su trauma a medida que sus recuerdos de guerra comienzan a desmoronarse. Ishmael escribe que tiene que luchar con los recuerdos de la guerra para recordar algo de su infancia. Despu├ęs de cada arrebato violento, se les dice a los ni├▒os que no es su culpa. Cuando destruyen tus cosas, se reemplazan sin incidentes.

Ishmael, Mambu y Alhaji venden sus útiles escolares y usan el dinero para tomar el autobús a la ciudad. El equipo comienza a planificar viajes de fin de semana a la ciudad para disuadir a los niños de robar, pero exigen que los niños asistan a la escuela algunas horas todas las tardes para ganarse los viajes a la ciudad. Ishmael y los demás ceden a la escuela, pero la encuentran frustrante por lo poco que saben. Cada vez que se enojan, son recibidos con paciencia y amabilidad y se les recuerda que la falta de escolarización tampoco es culpa de ellos.

Mientras estaba en el hospital de rehabilitaci├│n, Ishmael recuerda una batalla particularmente sangrienta en la que ├ęl y su amigo Altai masacraron un pueblo entero sin ayuda de nadie. Por su ├ęxito, se les dieron apodos. El nombre de Ismael era ┬źSerpiente Verde┬╗ debido a su habilidad para esconderse debajo de los arbustos en un punto de vista y ser astuto. Est├í complacido con el apodo, pero su aprobaci├│n muestra cu├ín retorcido se ha vuelto su sentido de la moralidad. Una serpiente simboliza algo malo y peligroso, como la serpiente en el Jard├şn del Ed├ęn que tent├│ a Ad├ín y Eva a pecar. Ishmael considera su traici├│n un cumplido y se esfuerza por estar a la altura de todo lo que implica ser una serpiente.

Análisis

Ishmael lucha internamente con su necesidad de drogas y violencia para sentirse ┬źnormal┬╗ nuevamente. Incluso con los actos de violencia que cometen contra los civiles, la necesidad no puede ser satisfecha. La ira y el resentimiento contin├║an acumul├índose dentro de ├ęl. Los ni├▒os especialmente quieren ser respetados por su servicio militar, y creen que al crear miedo en sus cuidadores, pueden ganar su honor. Esto demuestra que el lavado de cerebro sigue siendo efectivo en su confusi├│n de la realidad. Los ni├▒os fueron programados como soldados que ven el mundo en t├ęrminos de ┬źmatar o morir┬╗. La confusi├│n entre ellos crece porque no saben c├│mo operar en el mundo normal. La seguridad de su nueva libertad no tiene sentido en la mente de sus soldados. Recurren a la violencia porque eso es todo lo que conocen.

La paciencia, la amabilidad y el perdón del personal abruman a Ishmael, y el niño del comienzo de los recuerdos lucha por emerger. Ishmael lucha con el sueño y las migrañas. Sus pesadillas lo llevan a deambular por el complejo y, a menudo, se despierta en un campo cercano. Cada vez que un miembro del equipo lo envuelve en una manta, le dice que superará el infierno de sus recuerdos y que nada de esto es su culpa. La falta de respuesta de Ishmael y el hecho de que no parece luchar tanto muestran que el tratamiento está funcionando para devolverlo a la realidad.



Deja un comentario