capitulo 16



Resumen y análisis Parte 1: Capítulo 16

Resumen

En otra escena retrospectiva, cuatro forasteros blancos, ¬ęun profesor, un sobrino, un cazador de esclavos y un sheriff¬Ľ, cabalgan con autoridad hacia el 124 de Bluestone Road. Conscientes del valor de los esclavos capturados y devueltos con vida, examinan el paisaje familiar.

Baby Suggs se abanica la cara mientras Stamp Paid corta le√Īa. Pero Sethe ya vio venir a los blancos y entr√≥ en acci√≥n. Demasiado tarde, el cuarteto mira hacia la le√Īera donde Sethe asesin√≥ a Beloved, hiri√≥ a Buglar y Howard y amenaz√≥ con aplastar el cerebro de Denver. Stamp Paid rescata a Denver antes de que Sethe pueda arrojar al ni√Īo contra una pared de tablillas.

La maestra culpa en parte de la reacci√≥n extrema de Sethe a su presencia al ¬ęsobrino que la golpe√≥ y la hizo correr¬Ľ. Ante una madre enloquecida, dos ni√Īos heridos y un beb√© sin nodriza, la maestra se da cuenta de que esta camada no sacar√° provecho de Doce Lar. La espantosa escena impresiona al sobrino que tom√≥ la leche materna de Sethe, y tiembla cuando el sheriff se hace cargo. El profesor y sus compa√Īeros tambi√©n concluyen que el exceso de ¬ęlibertad¬Ľ redujo a estos esclavos al salvajismo africano.

Antes de que el sheriff detenga a Sethe, Stamp Paid intenta quitarle el cad√°ver a Beloved de las manos de Sethe y darle Denver a su madre. Baby Suggs corre para ayudar a los ni√Īos heridos. Sethe abandona a Beloved y abraza a Denver contra su pez√≥n ensangrentado. Denver traga leche junto con la sangre de su hermana. Sentado en posici√≥n vertical en el vag√≥n del sheriff, Sethe se lleva r√°pidamente en medio del murmullo sin palabras de los espectadores. Un ni√Īo pelirrojo salta de un carro que se aproxima y le da a Baby Suggs un par de zapatos para que los arregle.

An√°lisis

Im√°genes ominosas flotaban en el Cap√≠tulo 15, particularmente el helecho espinoso que Stamp Paid desafi√≥ a cosechar moras. Pero a pesar de todo su poder destructivo, como la corona de espinas que coronaba la cabeza de Cristo, las crueles espinas que atravesaron la piel de Stamp Paid produjeron el dulce fruto que dio a luz al ni√Īo de Denver. Lo amargo y lo dulce se superpusieron. Asimismo, la plenitud de la fiesta en el 124, como los panes y los peces con los que Cristo aliment√≥ a sus seguidores y la √öltima Cena que precedi√≥ a su crucifixi√≥n, presagiaron la traici√≥n de la comunidad negra a Sethe, cuya violencia imprevista perturb√≥ su paz.

Pero mientras el cap√≠tulo 15 mezcla im√°genes de dolor y dulzura, el cap√≠tulo 16 arroja una cosecha amarga, un montaje en c√°mara lenta de los peores temores de la esclavitud. Mucho m√°s amenazantes que las espinas o los vecinos envidiosos para Sethe y su familia son los rampantes ¬ęcuatro jinetes¬Ľ, la versi√≥n esclava de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, encarnaciones portentosas del hambre, la guerra, la pestilencia y la muerte. Cada hombre blanco del cuarteto representa un aspecto de la inhumanidad. El maestro, que permanece sin nombre, mantiene una fr√≠a distancia con los esclavos, a quienes estudia como criadores de Doce Lar. El cazador de esclavos con √°nimo de lucro reconoce el valor de los cautivos potenciales que deben ser protegidos de la violencia para preservar su usabilidad y mantener el valor m√°ximo. El sobrino, √©l mismo v√≠ctima de abuso f√≠sico, se entera demasiado tarde de las semillas de violencia que sembr√≥ por su inexplicablemente perverso abuso sexual de un esclavo indefenso. El sheriff, quiz√°s el m√°s pat√©tico de los cuatro jinetes, debe defender una ley injusta que sanciona la captura y devoluci√≥n de esclavos fugitivos. Debe actuar sin tener en cuenta el costo humano del asesinato de su propio hijo por parte de una mujer para evitarle el tormento de la esclavitud.

Glosario

sonrisa de gelatina inocencia fingida.

corta y corre escapar.

alcanfor una cetona cristalina volátil con un fuerte olor característico, derivada de la madera del árbol de alcanfor o sintéticamente del pineno: utilizada en medicina como irritante y estimulante.

el canto habría comenzado de inmediato Si Sethe hubiera sido menos orgullosa, sus vecinos habrían comenzado las canciones relajantes que instintivamente comenzaron a llorar a los muertos. En cambio, susurran pero no cantan palabras de bendición o consuelo.



Deja un comentario