capitulo 14



Resumen y análisis Capítulo 14

Resumen

El estudio de la guerra deber√≠a ser el objetivo principal de un pr√≠ncipe, porque la guerra es el √ļnico arte de un gobernante. El conocimiento de la guerra es tan vital que no solo mantiene a los pr√≠ncipes en el poder, sino que tambi√©n puede convertir a los ciudadanos en pr√≠ncipes. Si los pr√≠ncipes se vuelven demasiado refinados para estudiar este arte, perder√°n su estatus.

Estar desarmado hace que los demás te desprecien. Nadie puede esperar que un hombre armado obedezca a uno desarmado. Por lo tanto, un príncipe que no entiende de asuntos militares no podrá trabajar bien con sus soldados. Incluso en tiempos de paz, un príncipe debe concentrarse en la guerra a través del ejercicio y el estudio. La caza es un excelente ejercicio, ya que fortalece el cuerpo y hace que el príncipe se familiarice con el terreno circundante. Un príncipe siempre debe estar preguntándose cómo sacar el mejor ejército del paisaje.

Un príncipe también debe ejercitar su mente leyendo las historias de los grandes hombres y cómo lucharon en la guerra, para poder imitarlos. Los grandes líderes siempre han tratado de emular las cualidades de aquellos dignos ejemplos que los precedieron. Al estudiar sus preceptos en los buenos tiempos, el príncipe estará listo cuando cambie la fortuna.

An√°lisis

El cap√≠tulo 14 marca el final de la discusi√≥n de Maquiavelo sobre los ej√©rcitos y el comienzo de su exploraci√≥n del car√°cter del pr√≠ncipe. Antes de dejar el tema de los ej√©rcitos, Maquiavelo tiene algunos comentarios de despedida para aquellos pr√≠ncipes que se vuelven demasiado blandos para ocuparse de los asuntos militares. Los Sforza eran los mejores en la mente de Maquiavelo en este sentido, habiendo pasado de plebeyos a duques en solo una generaci√≥n debido a sus habilidades como soldados mercenarios, solo para pasar de duques a plebeyos en la siguiente generaci√≥n. Este comentario a veces se interpreta como una advertencia a la familia Medici, que se destac√≥ por su falta de liderazgo militar. A diferencia de la mayor√≠a de los pr√≠ncipes italianos de su √©poca, confiaban en su riqueza y habilidades diplom√°ticas, en lugar de en las armas, para asegurar su poder. La destreza militar era una forma muy real de llegar a la cima en la √©poca de Maquiavelo. En el cruel mundo de la pol√≠tica italiana, un pr√≠ncipe desarmado ser√≠a r√°pidamente derrotado por sus vecinos m√°s voraces. M√°s importante a√ļn, Maquiavelo aboga por el uso de un palo largo, porque nadie puede esperar que un hombre desarmado mande a alguien armado.

Maquiavelo recomienda disciplina f√≠sica y mental para mantener al pr√≠ncipe en forma. La caza era uno de los pasatiempos favoritos de la Edad Media y el Renacimiento y era ampliamente recomendada como buen ejercicio. Maquiavelo tambi√©n ve esto como una oportunidad para el reconocimiento. Si bien puede estar exagerando un poco, subraya el punto que se√Īal√≥ en el Cap√≠tulo 3, que el pr√≠ncipe siempre debe estar pensando en eventos futuros y prepar√°ndose para posibles problemas. El ejercicio mental implicaba el estudio de la historia. Los eruditos humanistas del Renacimiento valoraron profundamente el estudio de la historia, particularmente las historias de la Grecia y Roma cl√°sicas, y la imitaci√≥n de sus preceptos. En esta tradici√≥n humanista, Maquiavelo toma muchos de sus ejemplos de la historia cl√°sica, mezcl√°ndolos con lecciones de eventos contempor√°neos. Cierra el cap√≠tulo con una discusi√≥n sobre las cualidades personales de los grandes l√≠deres de la historia. Esto lo lleva al tema del siguiente segmento del libro, el comportamiento y el car√°cter del pr√≠ncipe.

Glosario

Filopoema (253-184 aC) General griego y líder de la Liga Aquea; derrotó a Nabis the Spartan en varias ocasiones.

Alejandro Alejandro el Grande. Maquiavelo propone que Alejandro imitó el ejemplo de Aquiles, el legendario guerrero griego que aparece en la Ilíada de Homero; Julio César (100-44 a. C.), el gran general y emperador romano, imitó a Alejandro; y Escipión el Africano (circa 236-183 aC), otro gran general romano, imitó a Ciro el Grande, el fundador del imperio persa.

Jenofonte autor de Ciropediasupuestamente una biografía de Ciro el Grande, pero en realidad una exploración de cómo se debe educar a un gobernante ideal.



Deja un comentario