Capítulo 13



Resumen y análisis Capítulo 13

Resumen

Este capítulo comienza con las mismas palabras del prólogo: «Cuando tenía diecisiete años, mi vida cambió para siempre». Cuando Jamie accede a casarse con Landon pero tiene poco tiempo, comienzan los preparativos frenéticos.

El reverendo Sullivan oficia la boda; El padre de Landon es su padrino, como es costumbre sureña, y la brecha emocional entre ellos ahora ha desaparecido. Y como en la visión de Jamie de su boda, la iglesia está llena de invitados. Con el vestido blanco de la obra navideña, Jamie encuentra la fuerza para caminar por el altar con su padre. Es lento, pero a los ojos de Landon y todos los invitados reunidos, es de hecho «una caminata para recordar».

Landon, de 57 años, reflexiona sobre ese día y nos dice que ahora cree en los milagros.

Análisis

Este capítulo final crea más preguntas que respuestas, que es lo que pretende Sparks. Mientras Landon se apresura a hacer planes para la boda, sus padres y el padre de Jamie intentan hacerlo cambiar de opinión, pensando que se casará con Jamie solo para hacerla feliz durante los últimos días. Él les asegura que realmente está haciendo esto por sí mismo; está siguiendo su corazón y la voz de Dios tal como él la entiende. Landon sabe que ama a Jamie y que le gustaría casarse con ella aunque nunca hubiera estado enferma. «Ese año», dice Landon, «Jamie me ayudó a convertirme en el hombre que soy hoy».

En los dos últimos párrafos del capítulo, Landon reflexiona sobre los 40 años que han pasado desde el día de su boda. Nunca se quitó el anillo en todos estos años y todavía ama a Jamie. Y más que nada, Landon revela que ahora cree en los milagros. Y así termina la novela, sin que sepamos a qué milagro se refiere Landon. ¿Jamie sobrevivió y vivió los últimos 40 años con Landon? ¿O fue el milagro el cambio extraordinario en el carácter de Landon que maduró tan radicalmente como resultado de los hechos ocurridos ese año? Él, tal vez, se convirtió en ministro, como le había aconsejado Jamie. ¿Era ese el milagro al que se refería? ¿Repartió la fortuna de su abuelo? Sparks intencionalmente deja sin responder estas preguntas tácitas, por lo que los lectores deben responderlas por sí mismos.

de Nicolás

En el penúltimo párrafo de la novela, Landon Carter les dice a los lectores que nunca se quitó el anillo de matrimonio, que «en todos los años, nunca sentí la necesidad de hacerlo». ¿Debemos asumir que Landon nunca se volvió a casar? ¿Era esta una prueba de su amor por Jamie?

Se puede leer de dos maneras, ambas vinculadas al final ambiguo. O Jamie sobrevivió y siguieron casados, o nunca se quitó el anillo como prueba de su amor por Jamie. Por supuesto, esto plantea la cuestión de si Jamie vivió o murió, ya que no queda claro en la novela.

La voz narrativa de Landon se transforma a lo largo de la novela, de un joven egocéntrico y sin objetivos a un joven amoroso, cristiano, generoso y centrado en el exterior. Sin embargo, el cambio ocurre tan lenta y suavemente que los lectores apenas lo notan. ¿Cómo lograste una transición tan exitosa en la voz de un personaje?

Este es el tipo de pregunta que es casi imposible de responder ya que se adentra en la «magia» de la escritura y ningún autor puede explicarla por completo. Diré, sin embargo, que el crecimiento de Landon surgió orgánicamente de eventos específicos y su representación de ellos, así como su creciente amor por Jamie. A medida que se enfocaba más en las generosas cualidades de Jamie, más comenzaba a ver los eventos de manera diferente en retrospectiva. Cuando sucedió el siguiente evento, incorporó estas nuevas perspectivas en su respuesta, lo que a su vez lo llevó a crecer.



Deja un comentario