Capitulo 1



Resumen y Análisis Parte 3: Capítulo 1

Resumen

Dagny aterriza su avi√≥n. Sus heridas no son graves, pero pierde el conocimiento. Al despertar, mira el rostro de un hombre arrodillado a su lado, un rostro que no muestra signos de dolor, miedo o culpa. El hombre es John Galt. √Čl es el objeto de las dos misiones de Dagny porque es el inventor del motor y el destructor que est√° drenando los cerebros del mundo.

Dagny descubre que todas las grandes mentes que se retiraron y desaparecieron de la sociedad ahora viven y trabajan en este remoto valle de Colorado. Ellis Wyatt est√° aqu√≠, al igual que los dem√°s industriales de Colorado. Ken Danagger se uni√≥ a ellos. El gran banquero Midas Mulligan es due√Īo del valle, y el fil√≥sofo Hugh Akston y el compositor Richard Halley tambi√©n residen aqu√≠. Dagny descubre, como era de esperar, que Francisco d’Anconia es otro pensador que vino aqu√≠ para liberarse del c√≥digo opresor de los merodeadores.

El motor de Galt alimenta los aparatos el√©ctricos del valle. Tambi√©n alimenta una pantalla de rayos que protege el valle de la vista, por lo que permanece desconocido para el mundo exterior. Galt lleva a Dagny a un edificio que alberga el generador, donde lee su juramento inscrito sobre la puerta: ¬ęJuro por mi vida y mi amor por ella que nunca vivir√© por el bien de otro hombre, ni le pedir√© a otro hombre que viva por otro¬Ľ. hombre. mi.¬Ľ

En la cena de esa noche en la casa de Midas Mulligan, Galt le cuenta a Dagny el propósito de los residentes del valle: están en huelga. Los hombres de mente se niegan a apoyar el sistema de los merodeadores, que consiste en obligaciones involuntarias y servidumbre forzada.

An√°lisis

El misterio que ha impulsado gran parte de la trama de la novela hasta ahora se explica finalmente en este capítulo. El declive de la civilización industrial se produjo no solo como resultado de las políticas socialistas de los saqueadores. El declive fue acelerado por la huelga de las mejores mentes de Estados Unidos. Los retiros repentinos y la desaparición de los mejores cerebros del país ahora tienen sentido para Dagny (y el lector). John Galt, el inventor que una vez trabajó para Twentieth Century Motor Company, cumplió su palabra; está a punto de detener el motor del mundo, deteniendo la invención, la producción y todo otro progreso económico.

Galt fue la primera persona en el grupo de grandes mentes en comprender que la √ļnica forma en que los hombres racionales pueden vivir libremente es retirar su apoyo al c√≥digo corrupto de los merodeadores y permitir que el sistema econ√≥mico actual se derrumbe. Solo despu√©s de eso, los pensadores pueden reconstruir el mundo sobre la base de los principios de los derechos individuales y la libertad pol√≠tica, sobre la comprensi√≥n de que la mente humana debe ser libre. El juramento de Galt, inscrito en la puerta que conduce al generador, explica la esencia del c√≥digo de los huelguistas. los huelguistas son ego√≠sta: Creen que cada individuo tiene un derecho inalienable a su propia vida, que una persona debe buscar su propia felicidad y que el individuo no tiene obligaciones morales hacia los dem√°s excepto respetar sus derechos para buscar la felicidad. El juramento de Galt repudia el c√≥digo de altruismo practicado por saqueadores, un credo que exige el servicio desinteresado a los dem√°s. Su juramento especifica que un individuo no debe sacrificar sus valores por los dem√°s ni exigir que otros sacrifiquen sus valores por √©l.

Galt comparti√≥ este mensaje con cada persona que ahora vive en el valle, pero solo cuando cada uno estaba preparado para aceptar su idea. Como resultado, Galt orquest√≥ un ataque como ning√ļn otro en la historia humana. Obviamente, este no es el primer grupo de personas que se declaran en huelga alegando ser indispensables para el bienestar humano. Los trabajadores en huelga a menudo han acusado a los empresarios e industriales adinerados de explotaci√≥n, de obtener ganancias robando al verdadero productor de riqueza, el trabajador manual. Pero la huelga de Galt pretende demostrar que la mente -no el trabajo f√≠sico- es la fuente fundamental de riqueza, y que los hombres y mujeres que realizan trabajo intelectual son los verdaderos creadores de valor. Galt insiste en que los pensadores, los inventores, innovadores y empresarios que planifican las pol√≠ticas a largo plazo de una empresa, son fundamentalmente responsables de la prosperidad. Galt se propone demostrar que cuando los pensadores participan en la econom√≠a, el nivel de vida es alto, pero cuando los pensadores se retiran, el nivel de vida se desploma. Los trabajadores manuales permanecen en el trabajo e innegablemente realizan un trabajo constructivo que ayuda en la producci√≥n de bienes y servicios. Pero su trabajo solo, sin la gu√≠a de la mente, no puede hacer avanzar la econom√≠a.

El lector aprende algo en este cap√≠tulo que Dagny a√ļn no sabe: John Galt trabaja como obrero para Taggart Transcontinental. Es el trabajador an√≥nimo que le pide informaci√≥n a Eddie Willers en el restaurante Taggart. Primero hacemos esa conexi√≥n cuando Dagny reconoce la falta de dolor, miedo y culpa en su rostro, porque la descripci√≥n coincide con la descripci√≥n de Eddie del trabajador de Taggart. Galt revela que ha observado a Dagny de cerca durante a√Īos, y ahora entendemos desde qu√© punto de vista.



Deja un comentario