Capitulo 1



Resumen y Análisis Capítulo 1

Como Steinbeck utilizar√° la leyenda india ya establecida de ¬ęLa perla del mundo¬Ľ como base para su historia, comienza el primer cap√≠tulo con los acontecimientos que condujeron al descubrimiento de la gran perla, seg√ļn consta en el folclore indio. En otras palabras, la leyenda principal comienza con el descubrimiento de la perla y los efectos que el descubrimiento tiene sobre un joven indio. As√≠ comienza Steinbeck su novela introduci√©ndonos en el tipo de vida que vivi√≥ Kino antes de el descubrimiento de la perla, para contrastar los efectos del descubrimiento no solo en √©l, sino en toda su familia.

Es igualmente importante se√Īalar que la novela comienza con el amanecer de un nuevo d√≠a, un d√≠a que traer√°, primero, el desastre en forma de escorpi√≥n, y luego, m√°s tarde, el gran descubrimiento de la Perla del Mundo. Luego, el cap√≠tulo 6 cierra la novela con el final de otro d√≠a, centr√°ndose tres d√≠as despu√©s, con Kino y Juana, castigados y entristecidos, regresando a las orillas del Golfo para arrojar de nuevo al agua la perla del ¬ęmal¬Ľ.

Como se ha se√Īalado, Steinbeck comienza su novela con una simple descripci√≥n del entorno natural. Es el amanecer y el comienzo de un nuevo d√≠a. Tanto Kino como su esposa se levantan y realizan sus h√°bitos matutinos habituales. Su esposa, Juana, prepara el fuego, cuida al beb√©, Coyotito, y le prepara un magro desayuno mientras Kino se sienta y observa el oc√©ano y recuerda una de las viejas canciones que proviene de su cultura: la Canci√≥n. de la familia. Es una canci√≥n de las antiguas tradiciones de su raza, y cuando recuerda la canci√≥n, est√° encantado de ver a su esposa hacer sus tareas. Incluso observa algunas hormigas movi√©ndose apresuradamente; en general, ¬ęfue una ma√Īana como otras ma√Īanas y sin embargo perfecta entre ma√Īanas¬Ľ.

La perfecci√≥n de la ma√Īana, sin embargo, est√° a punto de ser destruida. Despu√©s de que Kino ha comido el sencillo desayuno que come todas las ma√Īanas, un pastel de ma√≠z caliente ba√Īado en salsa, de repente se da cuenta de que un escorpi√≥n desciende lentamente hacia la canasta donde yace el beb√©, Coyotito. Mientras el escorpi√≥n baja por la cuerda de la cuna suspendida, Coyotito lo ve y se emociona con su movimiento. Juana pronuncia de inmediato un antiguo conjuro de mucho tiempo atr√°s en su pasado cultural y tambi√©n un Ave Mar√≠a.. Kino avanza en silencio pero con firmeza hacia el escorpi√≥n, temeroso de moverse demasiado r√°pido para no infligir una picadura al escorpi√≥n. Otras viejas canciones vienen a tu mente – la Canci√≥n del Mal est√° sobre todo en tus pensamientos. Sin previo aviso, el beb√© hace un movimiento repentino, impactando al escorpi√≥n, que cae en la canasta y pica a Coyotito de inmediato. En un ataque extremo de rabia primaria, Kino agarra el escorpi√≥n y lo frota ¬ęcomo una pasta en sus manos¬Ľ. Mientras tanto, Juana toma al beb√© y succiona todo el veneno posible de la herida.

En ese momento, todo el pueblo indio est√° al tanto de la situaci√≥n y todos quedan completamente sorprendidos cuando Juana le dice a Kino que vaya al m√©dico. Nunca en la memoria de ninguno de los indios el doctor vino a ver a ninguno de ellos. El m√©dico no quiere venir, por lo que Juana de repente decide llevar al ni√Īo moribundo a la ciudad para ver al m√©dico. Todo el pueblo la sigue. Por el camino siguen otros de la parte m√°s pobre para ver qu√© pasa; incluso los mendigos al frente de la iglesia se unen a la procesi√≥n porque son los mendigos que mejor conocen al doctor. ¬ęConoc√≠an al m√©dico. Conoc√≠an su ignorancia, su crueldad, su avaricia, sus apetitos, sus pecados. Conoc√≠an sus torpes abortos y los centavos marrones que daba con moderaci√≥n para las limosnas¬Ľ.

Ya en esta procesi√≥n, Steinbeck presenta la ciudad dividida en dos tipos: los antiguos ind√≠genas que forman parte del pa√≠s desde hace siglos y los nuevos pobladores cristianos, a uno de los cuales Kino y Juana est√°n a punto de acercarse. Incluso cuando Kino y Juana llegan a la puerta del doctor, Kino se llena de rabia porque sabe que ¬ęeste doctor no era de su gente. Despreciaba la raza de Kino¬Ľ. El sirviente del m√©dico ni siquiera le habla a Kino en el idioma nativo de Kino, y r√°pidamente cierra la puerta antes de informar al m√©dico sobre la solicitud de ayuda m√©dica de Kino para Coyotito.

El m√©dico contrasta con todos los dem√°s: est√° vestido con opulencia y est√° acostado en la cama, bebiendo chocolate y so√Īando con un tiempo pasado cuando viv√≠a en Par√≠s. Al enterarse de la solicitud de Kino, inmediatamente env√≠a al sirviente para ver si Kino puede pagar. Kino le da al sirviente todos sus ahorros: unas pocas ¬ęperlas de semillas deformes, tan feas y grises como peque√Īas √ļlceras¬Ľ. R√°pidamente, el sirviente cierra la puerta, regresa casi de inmediato con las perlas de Kino y anuncia que el m√©dico no est√°. Enfadado y frustrado, Kino golpea con el pu√Īo las puertas cerradas del m√©dico.

A lo largo de este primer cap√≠tulo, Steinbeck utiliza varias t√©cnicas para enfatizar las diferencias entre los simples indios nativos y los tipos europeos m√°s cultos. Por ejemplo, desde el principio, hay alg√ļn tipo de tema o composici√≥n musical en la mente de Kino. Cuando se despierta, est√° la canci√≥n familiar.. Es una canci√≥n de seguridad, calidez y amor. La novela se abre en esta canci√≥n y luego ser√° reemplazada en los √ļltimos cap√≠tulos por Can√ß√£o do Mal. La introducci√≥n de este motivo musical b√°sico enfatiza las reacciones primitivas de estos personajes ante la vida y el medio ambiente. Cuando estas canciones ocurren con un personaje, reflejan parte de los pensamientos y sentimientos de ese personaje. Cuando Kino escucha a Juana cantar su matutino, siente el calor de su amor y seguridad: ¬ęA veces le llegaba una cuerda adolorida que se le atragantaba en la garganta, diciendo que esto es seguridad, esto es calor, esto es el todos.¬Ľ

La Canción de la Familia es interrumpida por la aparición del mortal y peligroso escorpión, y luego escuchamos la Canción del Mal. La aparición del escorpión amenaza la seguridad de la familia como unidad, por lo que la Canción del mal nos prepara para todos los demás males que parecen destrozar a la familia. El escorpión con su picadura venenosa es un presagio de la maldad humana que atacará a la familia más tarde.

Hay varias técnicas de carácter básico utilizadas para sugerir la cualidad fundamental de la familia. Al principio, Kino se despierta en la oscuridad y la luz aparece gradualmente. Así, la novela se moverá en términos de varios matices de luz y oscuridad. Steinbeck elige intencionalmente el símbolo más básico porque se trata de las emociones más básicas y primarias. Tenga en cuenta que ahora hay varias menciones de luz dentro de la casa y sugerencias de oscuridad afuera que vuelven a enfatizar la Canción familiar. Poco a poco, entonces, la oscuridad exterior se desvanece mientras Kino se prepara para entrar al mundo para mantener a su familia.

La mezcla de lo antiguo y lo nuevo se ve en el hecho de que Juana reza por su hijo herido pronunciando un conjuro de magia antigua y luego dice un Ave María. En consecuencia, lo nuevo no ha erradicado completamente lo viejo.

Steinbeck proporciona descripciones del pueblo y la ciudad, tanto dentro como fuera de las viviendas. Estas descripciones reiteran el contraste entre el viejo y el nuevo mundo y sugieren que estos dos mundos nunca pueden mezclarse en un grupo unificado. Entonces, m√°s tarde, los nativos desconf√≠an de los compradores de perlas porque los compradores representan el nuevo mundo y no se puede confiar en ellos. F√≠sicamente, este contraste est√° ilustrado por la l√≠nea divisoria entre la ciudad y la ciudad del monte. Cuando Juana lleva a su hijo al m√©dico, llegan a un lugar distinto que es una l√≠nea divisoria: la ciudad se convierte en un bloque macizo de fr√≠a piedra y yeso, a diferencia de las casas de tierra y arbustos m√°s flexibles de los nativos. Como ejemplo de las edificaciones de la ciudad, se compara la choza de Kino con la casa del doctor. La casa del doctor y todas las dem√°s casas est√°n aisladas por enormes cercas de piedra y una puerta de hierro, y los nativos pueden escuchar el canto de ¬ęp√°jaros enjaulados¬Ľ en alg√ļn lugar del interior. As√≠, la estructura f√≠sica impide a los ind√≠genas cualquier comunicaci√≥n directa con la poblaci√≥n de la ciudad; los habitantes de la ciudad parecen p√°jaros enjaulados, en contraste con los nativos que viven tan cerca de la naturaleza.

El comentario social de Steinbeck se ve en el choque entre las dos razas. Inmediatamente, Kino piensa en el m√©dico como un enemigo. El m√©dico es un miembro de la raza que ¬ędurante casi cuatrocientos a√Īos golpe√≥, mat√≥ de hambre, rob√≥ y despreci√≥ a la raza de Kino, y los asust√≥ … o√≠dos¬Ľ. Pero a pesar del odio que siente Kino, todav√≠a se quita el sombrero por servilismo forzado.

Mientras que Kino y su raza representan lo natural, las descripciones del Doctor sugieren que √©l representa todo lo que no es natural. Todo el mundo natural fue creado a partir de √©l, y √©l est√° totalmente separado de todas las emociones naturales. Por lo tanto, como Kino no puede pagar el tratamiento de su hijo, el m√©dico no siente ning√ļn rastro de humanidad hacia la joven familia asolada por la pobreza. Con su t√ļnica de seda roja, sus copas de plata y su delicada porcelana de cascar√≥n de huevo, es todo lo contrario del fuerte y masculino Kino.

La mano de Kino, herida cuando la estrelló contra el portón de la casa del doctor, lo molestará a lo largo de la novela y le servirá como un recordatorio constante de la falsedad del mundo civilizado.

Steinbeck utiliza a los otros miembros de la comunidad de la misma manera que se utiliza el Coro en el teatro griego. Las tragedias griegas cl√°sicas inclu√≠an un grupo de actores llamado Coro, cuyas funciones, entre otras, inclu√≠an informar a la audiencia sobre el clima de opini√≥n que prevalec√≠a entre la gente com√ļn, haciendo comentarios filos√≥ficos y generales sobre la acci√≥n principal de la obra a medida que se desarrollaba. y prediciendo el destino o la cat√°strofe para los protagonistas. Los vecinos de Kino cumplen una funci√≥n similar a lo largo de la novela.



Deja un comentario