Cándido, Voltaire – Resumen del libro


«Cándido» es una novela filosófica de Voltaire publicada en 1759 en Ginebra. Apenas un mes después de su publicación, el ayuntamiento lo prohíbe, pero pronto la novela apareció en París y en algunas otras ciudades europeas.

El libro fue un gran éxito y popular entre los lectores, pero fue atacado en varias ocasiones. Durante la vida de Voltaire, la novela se publicó en 40 ediciones. Voltaire respondería a las críticas diciendo que él no escribió ese libro para niños.

El autor no prestó mucha atención a la trama ni a la caracterización psicológica. Voltaire en realidad no quería que consideráramos a sus personajes como personas reales, porque entonces sentiríamos lástima por ellos y no reconoceríamos el humor en la trama. El autor usó el humor para relacionar los términos filosóficos con algunos eventos y paradojas inusuales. A pesar de cualquier evento en la vida, Cândido todavía cree que su vida es perfecta y que es lo mejor que puede ser.

Esta novela es en realidad una respuesta a la filosofía de Leibniz de que vivimos la mejor vida de todas las vidas posibles. Esta teoría no se niega en ninguna parte del libro, pero el autor ha hecho pasar tanto sufrimiento al personaje principal que la filosofía parece grotesca.

Voltaire criticó la guerra, la violencia, la estupidez humana, la intolerancia religiosa y muchas cosas más.

Al final, podemos concluir que Voltaire no abogó por el pesimismo. Simplemente creía que si las personas ya viven en el mejor de los mundos, deberían hacer algo para hacerlo aún mejor.

Resumen

Cándido era un joven educado, amable e inteligente, pero un poco ingenuo. Candidus significa ingenuo, puro en latín. Vivía en Westfall, Alemania, en un castillo propiedad del barón Thunder-Ten-Trockh. En el castillo también vivían la esposa del barón, los hijos y Pangloss, el maestro del castillo.

Pangloss vivió en armonía con la teoría de Leibniz. Creía que todo estaba bien en el mejor de los mundos. Cándido estuvo de acuerdo con esta teoría y no se opuso.

Un día Cándido intentó besar a la hija del barón Cunegundes y por eso fue desterrado del castillo. Entonces, una nueva era comenzó en su vida. Continuó explorando el mundo y descubrió que la estupidez, el sufrimiento y el mal existen en todo el mundo.

Lo engañaron para que se uniera al ejército búlgaro y apenas logró salir con vida. Le aterrorizaba todo lo que veía en la guerra. Huyó a Holanda, donde se encontró con un mendigo que resultó ser Pangloss. Le dijo que los búlgaros habían derribado el castillo y asesinado a Cunegunda, pero a pesar de todo, Pangloss todavía creía que todo iba bien en el mejor de los mundos.

Luego Pangloss y Cándido fueron a Portugal y Lisboa. Llegaron justo cuando un fuerte terremoto destruía la ciudad.

Dieron unas declaraciones que tomaron los dos detenidos por la inquisición. Pangloss fue ahorcado y Cándido fue azotado hasta que sangró por todas partes. Fue herido y una mujer lo atendió. Ella lo llevó a Cunegond y le contó la historia de su vida. Se las arregló para sobrevivir, pero ahora era la amante de dos hombres. Uno de ellos era un banquero judío y el otro era un gran inquisidor. Cândido los mató a ambos y huyó con Cunegond a Buenos Aires. El gobernador español se enamoró de Cunegond y Cândido se vio obligado a huir a Paraguay. Fue recibido por un sacerdote que resultó ser el hermano de Cunegunda.

Aunque ambos estaban felices de verse, la felicidad no duró mucho. Cândido le dijo que quiere casarse con su hermana y se asustó cuando escuchó la noticia. Estalló una pelea y Cándido lo apuñaló con una espada.

Huyó, nuevamente, con su criado Cacambo a tierra de caníbales. Apenas lograron salvarse gracias al ingenio de Cacambo. Llegaron a Eldorado y esa es una tierra mítica donde todo está hecho de oro. La gente allí era noble, sabia y religiosa y no necesitaba una iglesia, un tribunal o una prisión. El nivel de vida es alto y el estado ha buscado desarrollar el arte y la ciencia. Cándido no podía quedarse allí mucho tiempo porque no podía vivir sin Cunegond. Reunió mucho oro y diamantes y se fue de Eldorado.

Luego envía a Cacambo a Buenos Aires para pedirle al gobernador que libere a Cunegond y decide irse a Europa. Un viejo científico le hacía compañía y sus pensamientos sobre el mundo no se parecían en nada a lo que pensaba Pangloss sobre Cándido. Durante el recorrido hablaron sobre el libre albedrío, los vicios, el destino, el bien, el mal y las virtudes.

Cándido llegó a París y después de conocer su forma de vida, se fue a Venecia. Allí conoció a Pococurante que no podía disfrutar de la vida a pesar de su riqueza y también conoció a 6 reyes que perdieron su trono. Cândido estaba cada vez más convencido de que nadie puede escapar de un castigo desafortunado y que las únicas personas liberadas de él viven en Eldorado.

Continúa viajando con el científico y conocen a Cunegond, su hermano, Pangloss Cacambo. Cunegond es viejo y feo, pero Cándido se casa con ella. Todos viven en terrenos que Cândido compró con los diamantes y el oro de Eldorado. Pangloss todavía retrocede ante su opinión de la vida, pero a Cándido ya no le importa. La novela termina con las palabras de Cándido de que cada uno debe cultivar su propio jardín.

Género: romance

Caracteres: Cândido, Pangloss, Cunegunda y su hermano, Cacambo, científico

análisis de personajes

Sincero – joven honesto y sincero. La vida era dura para él y pasó la mayor parte de ella vagando por el mundo. Vivía según el principio de que está en el mejor mundo de todos los mundos. Al final, decidió que no era cierto y que todo el mundo tiene que progresar en su vida. Estaba enamorado de Cunegond y se casó con ella cuando era vieja y fea, pero eso no le importaba.

Sobre el Autor: Voltaire



Deja un comentario