Breves comentarios sobre 40 poemas adicionales



Breves comentarios sobre 40 poemas adicionales

En conclusión, ofrecemos comentarios de una oración sobre cuarenta poemas no analizados o mencionados en estas Notas. Como ya hemos sugerido una variedad de patrones temáticos entre los poemas de Dickinson, estamos evitando la clasificación de estos poemas adicionales, dejando al lector libre para relacionarlos con los temas de Dickinson. Están ordenados aquí en orden alfabético. Estos breves comentarios no intentan interpretaciones definitivas o seguras, ni mencionan puntos de vista alternativos.

¬ęHay una luz en primavera¬Ľ (812): una luz especial en el paisaje durante la primavera transmite una sensaci√≥n de urgencia y vitalidad, y su partida deja al espectador con una sensaci√≥n de incomodidad. ¬ęUna palabra hecha carne es rara¬Ľ (1651): el hablante desea que la experiencia de expresar adecuadamente los propios sentimientos, que es como el acto de Dios tomando carne, se produzca con m√°s frecuencia. ¬ęUn ciervo herido – salta m√°s alto¬Ľ (165): varios tipos de sufrimiento producen compensaciones aparentemente alegres que toman la forma de defensas contra el dolor real. ¬ęAmple make this Bed¬Ľ (829): las instrucciones para el estado de √°nimo correcto sobre el entierro de personas se dan de manera siniestra, lo que sugiere incertidumbre sobre el destino de los muertos. ¬ęAs the Starved Maelstrom Returns to the Marines¬Ľ (872): el hablante compara su deseo agresivo de consumir algo ex√≥tico, probablemente un ser querido, con el comportamiento de las criaturas hambrientas.

¬ę¬°La civilizaci√≥n, desprecia, el leopardo!¬Ľ (492): Un leopardo, que simboliza al poeta que habla, ha sido oprimido y rechazado por su sociedad convencional y merece l√°stima por su incapacidad para vivir de acuerdo con sus deseos naturales. ¬ęLa muerte es el pretendiente flexible¬Ľ (1445): La muerte toma la forma de un amante deshonesto y atrae a sus v√≠ctimas a un reino secreto y silencioso. ¬ęHarebell ha aflojado su cintur√≥n¬Ľ (213): como podr√≠a sugerir una alegor√≠a extra√≠da de la naturaleza, despu√©s de que las mujeres entregan su virginidad a hombres estimados, es probable que las recompensas prometidas y la estatura de los hombres disminuyan. ¬ęDios es un amante distante e imponente¬Ľ (357): la idea cristiana de que Dios necesitaba convertirse en Cristo para conquistar a los hombres se compara y contrasta sat√≠ricamente con el uso que hace Miles Standish de John Alden para llevar su proceso de matrimonio a Priscilla, en el poema narrativo del libro de Longfellow. El cortejo de Miles Standish. ¬ę‘Padre Celestial’ – ll√©valo a ti¬Ľ (1461): Oramos para que Dios nos reciba en el cielo a pesar de nuestros pecados, pero tal oraci√≥n pasa por alto la probabilidad de que el creador nos haya hecho pecadores.

¬ęTantea con su alma¬Ľ (315): El poder de un orador (o ministro o escritor) magn√≠ficamente elocuente para transformar los sentimientos de su audiencia se compara con la m√ļsica, los rel√°mpagos y los vientos del bosque. ¬ę√Čl predic√≥ sobre la ‘amplitud’ hasta que argument√≥ que era estrecho¬Ľ (1207): un ministro liberal hace afirmaciones tan exageradas sobre su mente abierta y comprensi√≥n de la verdad que revela una falta de sinceridad, una falta de fe y una pretensi√≥n ¬ę‘Esperanza’ es la cosa con plumas¬Ľ (254): La esperanza tiene varias caracter√≠sticas de un p√°jaro valiente, siendo la m√°s importante su total confianza en s√≠ mismo o falta de origen. ¬ęQu√© feliz es la piedrecita¬Ľ (1510): En su total independencia y seguridad, una piedrecita proporciona un modelo para la autosuficiencia espiritual del hombre. ¬ęRespir√© lo suficiente para hacer el Truco¬Ľ (272): La hablante aprendi√≥ a funcionar correctamente cuando ten√≠a un entorno de apoyo, pero ahora que vive con privaciones, se las arregla para sobrevivir gracias a su valent√≠a.

¬ęPuedo vadear el dolor¬Ľ (252): el hablante encuentra el dolor m√°s f√°cil de soportar y m√°s creativo que la alegr√≠a, ya que ha aprendido que las circunstancias que no presentan desaf√≠os debilitan a las personas, mientras que las cargas pesadas las hacen m√°s fuertes. ¬ęHe encontrado las palabras para cada pensamiento¬Ľ (581): el hablante siente dolor y placer al ilustrar su sentimiento de que no puede encontrar palabras para su experiencia m√°s valiosa, posiblemente alg√ļn sentido de totalidad personal o c√≥smica. ¬ęLo consegu√≠ para poder llevar su nombre¬Ľ (293): el orador ensaya su agonizante y lento ajuste a una separaci√≥n forzada de un hombre amado y contin√ļa dirigiendo oraciones sobre su dif√≠cil situaci√≥n a una deidad que parece poco probable que se preocupe por su sufrimiento. . ¬ęVeo un ojo moribundo¬Ľ (547): el orador recuerda haber visto a una persona moribunda cuyos ojos se cerraban lentamente y no revelaban ning√ļn futuro feliz que pudieran ver. ¬ęPedimos un favor a Dios¬Ľ (1601): La gente pide a Dios que perdone sus pecados, incluso si su √ļnico sentido del pecado es la conciencia de la acusaci√≥n de Dios, por lo que se ven obligados a criticar una felicidad terrenal que les gustar√≠a haber perpetuado. en el para√≠so.

¬ęUna dignidad se lleva todo¬Ľ (98): Todo el mundo, sin importar cu√°n bajo, puede esperar morir como algo que lo elevar√° a un nivel alto, presumiblemente una existencia espiritual en el cielo. ¬ęNadie necesita ser una C√°mara – para ser embrujado¬Ľ (670): Las amenazas psicol√≥gicas o espirituales dentro de las personas son mayores peligros que la amenaza de los fantasmas o el da√Īo f√≠sico, aunque la mayor√≠a de las personas tienen la opini√≥n opuesta. ¬ęYo mismo fui formado – un carpintero¬Ľ (488): La visi√≥n seria y elevada del hablante de su destino como carpintero sugiere que est√° hablando de la forma en que alguien menosprecia su sagrado don po√©tico, queriendo que lo someta a la convenci√≥n. ¬ęNo con un palo, el coraz√≥n se rompe¬Ľ (1304): El hablante exterioriza un drama interior de autoacusaci√≥n para mostrar el poder abrumador de la verg√ľenza en la vida humana. ¬ęDolor: tiene un elemento de blanco¬Ľ (650): un ingrediente principal del dolor, presumiblemente un dolor que impregna todo el ser, es la p√©rdida de cualquier sentido del tiempo sobre su propio engullimiento.

¬ęYac√≠a como si estuviera jugando¬Ľ (369): El cuerpo de una ni√Īa muerta recientemente muestra signos tan v√≠vidos de su nueva vitalidad que es dif√≠cil no creer que solo est√° durmiendo y pronto despertar√°. ‚ÄúAlgunos guardan el s√°bado yendo a la iglesia‚ÄĚ (324): La oradora indirectamente ofrece varias razones por las que encuentra m√°s alegr√≠a y alegr√≠a en celebrar el culto dominical en un entorno natural cerca de su casa que celebrarlo asistiendo a los servicios de la iglesia. . ¬ęDivida la alondra, y encontrar√° la m√ļsica¬Ľ (861): Dirigi√©ndose a un ser querido que parece dudar de la devoci√≥n absoluta del orador, insiste en que exponer el tormento dentro de ella demostrar√≠a su sinceridad. ¬ęLas admiraciones y desprecios – del tiempo¬Ľ (906): Cuando estamos al borde de la muerte, podemos ver que el verdadero significado del tiempo es que muestra las condiciones de mortalidad e inmortalidad para ser fusionadas por el poder de Dios. ¬ęEl murci√©lago es oscuro, con alas arrugadas¬Ľ (1575): Los aspectos f√≠sicos desagradables pero relativamente inofensivos de los murci√©lagos son intrigantes, pero debemos suponer que Dios act√ļa voluntariamente al crear una criatura tan extra√Īa.

¬ęEl cerebro, dentro de su ritmo¬Ľ (56): El cerebro humano, que representa la personalidad individual o el todo ps√≠quico, funciona sin problemas a menos que alguna parte se rompa, en cuyo caso el da√Īo al todo es casi irreversible. ¬ęLa l√°mpara arde dentro¬Ľ (233): El esp√≠ritu humano es como una l√°mpara alimentada y alimentada por fuerzas externas, pero si esas fuerzas fallan, milagrosamente puede continuar como antes. ¬ęEl malayo – tom√≥ la perla¬Ľ (452): el hablante compara su ser t√≠mido con una persona primitiva que es capaz de lograr satisfacciones que lo asustan pero que tiene poco aprecio por tales logros. ¬ęEl alma tiene momentos vendados¬Ľ (512): El alma, una persona muy parecida al poeta, pasa por per√≠odos de amarga autocondena y luego de gozosa liberaci√≥n, pero cuando regresa a su estado oprimido, las cosas est√°n peor que nunca. ¬ęLos momentos superiores del alma¬Ľ (306): En su mejor momento, el alma sensible se deleita en su desapego de todo y su completa autosuficiencia; tales realizaciones son id√©nticas al sentido de la inmortalidad.

¬ęHay un dolor, tan absoluto¬Ľ (599): Algunos tipos de dolor envolvente protegen al que sufre de la desintegraci√≥n haci√©ndolo insensible a las causas y la naturaleza del dolor. ¬ęTres veces – nos separamos – respiro – y yo¬Ľ (598): La oradora fue amenazada tres veces con la destrucci√≥n total de su esp√≠ritu, pero despu√©s de perder la esperanza de recibir ayuda externa, fue salvada por una transformaci√≥n interna o renacimiento. ¬ęLa lucha en voz alta es muy valerosa¬Ľ (126): el orador celebra el sufrimiento espiritual duradero y conf√≠a en que las personas que practican el primero ser√°n elevadas al cielo. ¬ęInclina tu cabeza – ostensiblemente¬Ľ (105): El hecho de que muchas personas finjan tener fe y humildad que descubren que en realidad no sienten es evidencia de que una persona a la que se dirige este poema realmente no cree en sus d√©biles argumentos para algunos. art√≠culos de fe. ¬ę¬ŅQu√© posada es esta?¬Ľ (115): Habiendo llegado al reino de la muerte, la hablante tiene una curiosidad sat√≠rica por la falta de vitalidad de sus residentes y cuidadores, ya que esperaba encontrar una resurrecci√≥n milagrosa.



Deja un comentario