biografia de henry fielding



biografia de henry fielding

Henry Fielding naci√≥ en 1707 en el seno de una familia esencialmente aristocr√°tica. El padre de su madre era juez en el Queen’s Bench, mientras que su abuelo paterno era archidi√°cono de Salisbury; en estos dos hombres puede haber habido algo de la g√©nesis de la inclinaci√≥n de Fielding por la ley, su gran amor por el aprendizaje y su firme sentido de la moralidad cristiana. El padre de Fielding, Sir Edmund Fielding, coronel de ascendencia aristocr√°tica, se cas√≥ con Sarah Gould en 1706; fue un matrimonio ¬ęfugitivo¬Ľ, y el sobrio Henry Gould excluy√≥ a Sir Edmund de la herencia que le dej√≥ a su hija. Cuando Sarah muri√≥ en 1718, el padre de Fielding entr√≥ en una larga batalla con su lado materno de la familia por la propiedad. Lo que hab√≠a de libertino en su padre lo hered√≥ Fielding; su esp√≠ritu es el de Tom Jones, cuyo aislamiento de joven tambi√©n refleja la temprana muerte de la madre de Fielding y las divisiones que siguieron en la familia. Ambas cosas jose andres y tom jones retrata a un joven en movimiento hasta que la revelaci√≥n de su verdadera identidad lo detiene de manera segura.

Despu√©s de asistir al Eton College, donde conoci√≥ a los autores cl√°sicos que amaba, Fielding se uni√≥ a su padre en Londres y, en 1728, escribi√≥ su primera obra; casi treinta m√°s saldr√≠an de su pluma durante los siguientes nueve a√Īos. Este fue el per√≠odo en que el libertino estaba a la vanguardia de su car√°cter; el triste relato del Sr. Wilson en Londres (jose andres, Libro III, Cap√≠tulo 3) representa una severa advertencia de un experimentado Fielding sobre los peligros de la vida en la ciudad. Sin embargo, antes de que la ciudad lo envolviera por completo, Fielding pas√≥ un corto tiempo en el extranjero, en la Universidad de Leiden en los Pa√≠ses Bajos. Regres√≥ a Londres en el oto√Īo de 1729. No era una √©poca de gran teatro, pero hab√≠a mucho material para la parodia y la s√°tira, y Fielding ejerci√≥ su talento con tal entusiasmo, particularmente en el campo pol√≠tico, que en 1737 el atormentado Primer Ministro Ministro, Ministro, Sir Robert Walpole, present√≥ una Ley de Licencias de Teatro. Fielding ya no escribe para el teatro, pero sus novelas son m√°s ricas debido a su experiencia como dramaturgo. Los incidentes del humor burlesco en jose andres, las escenas de ocultacion tom jones, y los patrones y ritmos aut√©nticos del di√°logo atestiguan la formaci√≥n teatral de Fielding.

Sin trabajo, Fielding comenz√≥ a estudiar derecho en Middle Temple cinco meses despu√©s de que se aprobara la Ley de Licencias de Walpole. Con su salida a la dramaturgia reprimida, Fielding tuvo que mantenerse a s√≠ mismo de alguna manera, ya que se hab√≠a casado con Charlotte Craddock en 1734, y siempre andaban escasos de dinero. (Charlotte, seg√ļn creen los cr√≠ticos, fue casi con certeza la modelo para los retratos de Fielding de la mujer ideal: Amelia, Sophia y, jose andres, posiblemente Fanny Goodwill y la Sra. Wilson.) De dramaturgo, Fielding pas√≥ al periodismo. De 1739 a 1741 edit√≥ una revista sat√≠ricamente pol√≠tica, El campe√≥n; la escritura es bastante admirable, y podemos ver a un Fielding m√°s serio emergiendo a medida que los temas del d√≠a se someten a su escrutinio.

En 1740, Fielding fue llamado al Colegio de Abogados, pero el √©xito como magistrado estaba lejos en el futuro; en este momento, el azar se combin√≥ con la rica experiencia de Fielding como dramaturgo y periodista para cambiar el curso de su propia vida y la novela; En 1740 Samuel Richardson public√≥ Pamela, o la virtud recompensada. La novela fue un √©xito inmediato, con casi todos excepto Fielding. Fielding se opuso a la discrepancia entre la moralidad expresada de la ¬ęvirtud recompensada¬Ľ y el contenido sexual de la novela. Tal vez porque era pobre y ten√≠a dos ni√Īos peque√Īos que mantener, decidi√≥ intentar ganar algo de dinero con una parodia de Pamela. Cualquiera que sea la raz√≥n, en 1741 public√≥ su desenfrenado y obsceno Una disculpa por la vida de la Sra. Shamela Andrews. En √©l, Shamela es una cazadora de fortunas que usa su virtud de una manera completamente lasciva y mercenaria. El tema es uno de disfraz y fingimiento, y es precisamente este tema el que contin√ļa en jose andres, publicado en 1742.

Los a√Īos que rodearon la publicaci√≥n de jose andres fueron dif√≠ciles para Fielding. La muerte de su padre en junio de 1741 lo dej√≥ triste, y nada m√°s rico, y en marzo de 1742 muri√≥ su hija predilecta. En junio de 1741, Fielding tambi√©n cort√≥ su relaci√≥n con El campe√≥n; su descontento con los patriotas, como se les llamaba, tal vez se refleje en sus comentarios sobre el ¬ępatriotismo¬Ľ en jose andres (Libro II, Cap√≠tulo 9). Como resultado de su notoriedad literaria y pol√≠tica, a Fielding le result√≥ dif√≠cil progresar en la profesi√≥n legal, y sus dos √ļltimas novelas, tom jones y amelia, en ocasiones reflejan la angustia de un hombre que sabe que ha tra√≠do miseria y pobreza a la mujer que ama. Sin embargo, si Fielding no pod√≠a ganar dinero ejerciendo la abogac√≠a, utiliz√≥ el tema de la ley en sus escritos; jonathan salvaje, que se public√≥ en 1743, est√° lleno de relatos mordaces de malas pr√°cticas grotescas en el sistema de derecho penal. En 1744, la esposa de Fielding muri√≥ y, durante un tiempo, los amigos de Fielding pensaron que perder√≠a la cabeza. Pero volvi√≥ a tomar su pluma pol√≠tica y escribi√≥ al peri√≥dico antijacobita, El Verdadero Patriota. En 1747, se cas√≥ con Mary Daniel, que hab√≠a sido la doncella de su esposa y comparti√≥ su dolor cuando Charlotte muri√≥. A partir de este momento, su fortuna comenz√≥ a brillar. En 1748 fue nombrado juez de paz de Westminster, y posteriormente fue nombrado magistrado de todo Middlesex, y en 1749 tom jones apareci√≥. El concepto de buena naturaleza que desempe√Ī√≥ un papel tan importante en jose andres tambi√©n es central en esta novela. En un momento, Squire Allworthy comenta que Tom, a pesar de sus muchas fechor√≠as, tiene un coraz√≥n de oro: ¬ęEstoy convencido, hijo m√≠o, de que tienes mucha bondad, generosidad y honor en tu temperamento: si agregas prudencia y religi√≥n a estos, debes estar feliz¬Ľ. Uno nunca est√° completamente convencido de que Tom se vuelve prudente o religioso, pero el final feliz ilustra que Fielding, el artista, est√° practicando nuevamente la perspectiva positiva que √©l defiende. Tom y Sophia se quedan con el optimismo de ¬ępreservar el afecto m√°s puro y tierno el uno por el otro, un afecto que se incrementa y confirma cada d√≠a por los afectos mutuos y la estima mutua¬Ľ.

Este optimismo no es el caso con el Capit√°n y la Sra. amelia (1751). Las debilidades del Capit√°n Booth son un eco de las de Fielding, mientras que Amelia, con su tolerancia, paciencia y amor, es probablemente otro retrato de la primera esposa de Fielding, Charlotte. En un momento, Amelia, despu√©s de haber preparado para su marido un plato de cordero estofado para la cena, siente sed, pero rechaza medio litro de vino para ahorrar seis peniques, ¬ęmientras su marido pagaba una deuda de varias guineas, contra√≠da por el as de triunfos¬Ľ. en las manos de tu oponente¬Ľ. Amelia es claramente una hero√≠na casi perfecta, y brilla con tierna calidez frente a las sombr√≠as representaciones de la vida en la prisi√≥n de Newgate, donde el Capit√°n Booth est√° internado al comienzo del libro. Su rescate por parte de la se√Īorita Matthews, una elegante cortesana, es una irritaci√≥n constante, pero Fielding finalmente rescata a los Booth de sus dificultades dom√©sticas al descubrir que Amelia es una heredera. Este giro, sin embargo, no borra los detalles toscos de Newgate y la sociedad londinense que impregnan el resto del libro. Se ha dicho que las tres mejores novelas de Henry Fielding se componen de un cierto ¬ęflotador desde la aprobaci√≥n hasta el rechazo¬Ľ.

La salud de Fielding no era buena; estaba terriblemente sobrecargado de trabajo, y en el verano de 1754 se fue por mar a Lisboa con su esposa e hija. Aunque el viaje result√≥ en un diario publicado p√≥stumamente como Diario de un viaje a Lisboa, la b√ļsqueda de una buena salud fue en vano; muri√≥ el 8 de octubre de 1754, a los cuarenta y siete a√Īos.



Deja un comentario