Antiguo Testamento de la Biblia



Salmos Resumen y An√°lisis

Resumen

El Libro de los Salmos, generalmente considerado como el más leído y el más precioso de todos los libros del Antiguo Testamento, es una colección de poemas, himnos y oraciones que expresan los sentimientos religiosos de los judíos a lo largo de varios períodos. de su historia nacional. La belleza intrínseca de los poemas y los sentimientos que transmiten contribuyeron a su apreciación. Especialmente adaptados para su uso en la adoración, los salmos se han utilizado en iglesias cristianas, así como en templos y sinagogas judíos. El Libro de los Salmos tiene un significado especial para comprender la vida religiosa del antiguo Israel. Los profetas y los sabios brindan alguna información sobre lo que pensaban los hebreos, pero los salmos dan la indicación más clara de lo que sentían los hebreos. Aquí encontramos la revelación de las esperanzas, alegrías, tristezas, lealtades, dudas y aspiraciones del corazón humano.

Los salmos son dif√≠ciles de clasificar por la gran variedad de experiencias y sentimientos reflejados en ellos. Otra dificultad es tratar de reconstruir el trasfondo o situaci√≥n hist√≥rica a partir de la cual se produjeron las diferencias. En el caso de los profetas, esta reconstrucci√≥n por lo general se puede hacer con bastante precisi√≥n, pero no con los salmos. Representan la vida interior de personas que vivieron en diferentes circunstancias y que reaccionaron de diversas formas ante situaciones cr√≠ticas que se desarrollaron a lo largo de la historia de Israel. Estos individuos no pensaban de la misma manera, ni sent√≠an lo mismo acerca de los ritos y ceremonias que observaban. Ser√≠a √ļtil si pudi√©ramos conocer las circunstancias exactas reflejadas en los diferentes salmos, pero lo mejor que podemos hacer en este sentido es encontrar las ocasiones espec√≠ficas para las cuales los salmos individuales parecen m√°s apropiados. En su conjunto, el Libro de los Salmos puede considerarse como una especie de ep√≠tome de toda la extensi√≥n de la vida religiosa de los hebreos. Se ha dicho que si todo el resto del Antiguo Testamento se perdiera, la fe esencial del pueblo israelita podr√≠a recuperarse en este √ļnico libro.

La autor√≠a de la mayor√≠a de los salmos es an√≥nima, aunque la tradici√≥n ha atribuido durante mucho tiempo toda la colecci√≥n al rey David. Es posible, pero no probable, que David haya escrito algunos de ellos. Recientes excavaciones y descubrimientos indican claramente que existieron paralelos con algunos de los salmos ya en el per√≠odo de la monarqu√≠a, y el hecho de que se hiciera referencia a David como el ¬ędulce cantor de Israel¬Ľ presta cierto apoyo a la tradici√≥n. Sin embargo, la mayor√≠a de los salmos reflejan ideas y condiciones que surgieron mucho despu√©s de la √©poca del rey David. Por ejemplo, un salmo en particular habla de un evento que ocurri√≥ durante la vida de Isa√≠as. Otros describen experiencias relacionadas con el cautiverio babil√≥nico y otros parecen haberse originado durante el per√≠odo de las guerras macabeas. La colecci√≥n de salmos m√°s antigua probablemente se titul√≥ ¬ęLos Salmos de David¬Ľ, y a este grupo se le agregaron varios otros en varios momentos, incluido el que se conoce como el ¬ęSalterio de Cor√©¬Ľ, el ¬ęSalterio de Asaf¬Ľ, el ¬ęSalterio de Aleluya¬Ľ. ¬ę. ¬ę, el ¬ęSalterio Peregrino¬Ľ y otros. En su forma actual, el libro est√° dividido en cinco secciones: Salmos 1‚Äď41; Salmos 42‚Äď72; Salmos 73‚Äď89; Salmos 90‚Äď106; y Salmos 107-150.

Los salmos se usaban en relaci√≥n con los servicios de adoraci√≥n que se celebraban en el Templo de Jerusal√©n. Algunas de ellas eran cantadas por los peregrinos en sus viajes al Santuario Central, ya que todos los fieles estaban obligados a asistir all√≠ a los servicios al menos una vez al a√Īo, si era posible hacerlo. Algunos de los himnos se cantaban cuando los peregrinos avistaban por primera vez la ciudad de Jerusal√©n y otros cuando estaban de pie ante la entrada del Templo. Algunos de los himnos eran n√ļmeros antif√≥nicos y su uso constitu√≠a una parte esencial del culto. Se usaban himnos y oraciones de adoraci√≥n en ocasiones apropiadas, como el comienzo del nuevo a√Īo, d√≠as festivos particulares, la entronizaci√≥n de Yahv√© y celebraciones de eventos importantes en la historia hebrea. Hab√≠a c√°nticos de alabanza a Yahv√© por las maravillas que hab√≠a hecho, y c√°nticos de acci√≥n de gracias por la forma en que los hebreos fueron librados de las manos de sus enemigos. Otras canciones fueron escritas en alabanza de la Ley.

En el Libro de los Salmos se tratan muchos temas diferentes. Por ejemplo, un salmo elogia a Yahv√© por venir en defensa de su pueblo cuando los ej√©rcitos asirios invadieron Jud√°. La repentina retirada del ej√©rcito, dejando en pie la ciudad de Jerusal√©n, fue ciertamente motivo de gran regocijo. El amor de Yahv√© por los pobres y oprimidos es el tema del Salmo 146. La tristeza y la consternaci√≥n por el destino que corri√≥ la naci√≥n cuando el pueblo fue llevado cautivo por un poder extranjero se expresan en las oraciones registradas en los Salmos 42 y 43. El mismo La actitud se puede encontrar en el Salmo 22, donde el autor clama desde el fondo de su alma: ¬ęDios m√≠o, Dios m√≠o, ¬Ņpor qu√© me has desamparado?¬Ľ El cautiverio de Babilonia es el escenario del Salmo 137, que informa: ¬ęJunto a los r√≠os de Babilonia nos sentamos y lloramos cuando nos acordamos de Si√≥n¬Ľ. El Salmo 119, el m√°s largo de todo el libro, es un poema alfab√©tico escrito en alabanza a la Ley.

Las ense√Īanzas de los salmos son dif√≠ciles de resumir porque su prop√≥sito principal no es la instrucci√≥n, sino expresiones del coraz√≥n hechas en un esp√≠ritu de adoraci√≥n. Sin embargo, en los salmos se presentan ciertas ideas que son esenciales para los prop√≥sitos para los que fueron escritos, incluida la realidad y el significado de Yahv√© en relaci√≥n con las experiencias de las personas y la naci√≥n en su conjunto. Es cierto que la concepci√≥n de Yahv√© no es siempre la misma en los distintos salmos, pero esta diferencia se debe a que cada autor debe buscar por s√≠ mismo la concepci√≥n que le parece m√°s adecuada. A veces Yahweh es representado como un dios de bondad y misericordia, pero otras veces es un dios de ira que trae destrucci√≥n a aquellos que desobedecen sus mandamientos. Siempre Yahv√© se presenta como un Dios eterno, el que es omnipotente y omnisciente, y cuyo poder y bondad perduran por todas las generaciones.

An√°lisis

El Libro de los Salmos en el canon de la Sagrada Escritura le da al lector moderno una visión de la vida religiosa de los hebreos que no se puede obtener de ninguno de los otros escritos del Antiguo Testamento. Aunque Jeremías y algunos de los otros profetas enfatizaron la interioridad de la religión, lo hicieron principalmente para contrarrestar el formalismo que se había vuelto evidente en los servicios del Templo y otras prácticas que observaban. En los Salmos, los anhelos, esperanzas, penas y decepciones de los adoradores individuales encuentran su expresión más clara. Aquí encontramos lo que los diversos autores sintieron incluso en aquellas situaciones que no fueron capaces de comprender. Aunque algunos de los salmos son probablemente tan antiguos como la época del rey David, no fue sino hasta un período relativamente tardío que se reunió y organizó toda la colección en la forma en que se ha conservado.

Como otras porciones de la literatura del Antiguo Testamento, los salmos originales fueron editados y complementados de vez en cuando. A menudo encontramos evidencia de una tendencia a agregar algo a un salmo tal como apareci√≥ por primera vez, para darle una interpretaci√≥n que estar√≠a m√°s de acuerdo con las ideas generalmente aceptadas. Por ejemplo, en el Salmo 51, los primeros diecisiete vers√≠culos est√°n escritos en el esp√≠ritu de los grandes profetas, quienes insist√≠an en que la verdadera adoraci√≥n a Yahv√© no consiste en sacrificios hechos en un altar ni en la observancia de requisitos rituales, sino en las actitudes internas de el coraz√≥n humano. . Los siguientes dos vers√≠culos del salmo presentan una idea muy diferente, ya que un editor que evidentemente estaba bajo la influencia del √©nfasis posterior al exilio en la importancia del ritual y la ceremonia agreg√≥ una declaraci√≥n destinada a mostrar que la actitud del coraz√≥n humano era solo preludio del sacrificio de toros en el altar. No es raro, incluso hoy, encontrar himnarios que contin√ļan utilizando conceptos m√°s antiguos, aunque estos han sido reemplazados por ideas m√°s acordes con el esp√≠ritu de los tiempos.



Deja un comentario