Acto IV: La tienda del emperador rival



Resumen y análisis Parte 2: Acto IV: La tienda del emperador rival

Resumen

Despu├ęs de la batalla, las tropas del Emperador llevan el bot├şn del campamento del enemigo derrotado. El emperador y sus cortesanos entran en la tienda de su antiguo rival y el soberano distribuye recompensas a sus fieles seguidores. El Emperador y el Arzobispo discuten sobre la moralidad de aceptar la ayuda diab├│lica en la batalla y el tama├▒o de la parte del bot├şn al que tiene derecho la Iglesia. El Emperador se ve obligado a someterse a las codiciosas demandas del prelado debido al gran poder de la Iglesia. Posteriormente, recompensa a Fausto otorg├índole una gran franja de tierra costera, la mayor parte bajo el agua, y que todos consideran in├║til.

Análisis

Esta escena reitera la baja opini├│n de Goethe sobre la Iglesia establecida, que ya se ha se├▒alado en el Comentario a la primera parte. La recompensa indiscriminada del emperador a sus cortesanos y su descuido de los problemas reales de su reino acent├║an la decadencia de su Imperio y de cualquier otra instituci├│n humana que no est├ę organizada seg├║n principios morales s├│lidos y armoniosos. En pago por sus servicios, el Emperador le da a Fausto una gran porci├│n de lo que ├ęl cree que es tierra sin valor. Esta es una demostraci├│n m├ís de la falta de imaginaci├│n y sentido com├║n del Emperador. Tambi├ęn sirve para llamar la atenci├│n sobre el coraje y la dedicaci├│n de Fausto al tratar de recuperar la tierra para uso humano.



Deja un comentario