Acto II – Escenas 7-8



Resumen y An├ílisis Acto II – Escenas 7-8

Resumen

Entran los Guardias de Gascu├▒a, orgullosos de Cyrano. Tambi├ęn hay un poeta que quiere inmortalizar la haza├▒a y un editor de peri├│dico que quiere entrevistar a Cyrano. La peque├▒a panader├şa de repente est├í llena y ruidosa. A Cyrano, por supuesto, no le importan los poetas y los reporteros. Cuando Le Bret pregunta sobre su entrevista con Roxane, Cyrano simplemente le dice que se calle. De Guiche, el poderoso sobrino de Richelieu que quiere a Roxane como su amante, ofrece sus servicios y los de su t├şo. Cyrano se niega, a pesar de que ha escrito una obra de teatro que le gustar├şa ver producida. Cuando De Guiche se va, le pregunta a Cyrano si conoce a Don Quijote. Cyrano reconoce que se reconoce a s├ş mismo. De Guiche le dice que el brazo del molino de viento podr├şa hacer que se caiga, pero Cyrano se niega a dejarse intimidar.

Le Bret reprende a Cyrano por desperdiciar una oportunidad tan brillante. Cyrano describe la vida de un protegido en t├ęrminos despectivos. Quiere ser libre, cantar, so├▒ar. Todav├şa se niega a hablar de Roxane.

Análisis

La escena 7 pone a los cadetes en el escenario y muestra su admiraci├│n por Cyrano. Cyrano, al rechazar la oferta de De Guiche con tanta arrogancia, en cierto modo est├í tirando otro saco de oro. Esto, sin embargo, es m├ís que un gesto extravagante; tambi├ęn es peligroso porque De Guiche es un hombre poderoso al que no le gusta que lo contradigan.

La apasionada defensa de Cyrano ante Le Bret de la libertad intelectual es un hermoso discurso, pleno de car├ícter y tan poco pr├íctico como la actitud de Ragueneau hacia los poetas. Sin embargo, se puede decir que son solo actitudes poco pr├ícticas como esta en la obra las que han hecho que Cyrano sea continuamente popular a lo largo de los a├▒os. Son estas ideas las que han llevado a los hombres a rebelarse, hasta nuestros d├şas.



Deja un comentario