Acerca de la hermana Carrie



Sobre hermana carrie

hermana Carrie, La primera novela de Dreiser se present√≥ a un p√ļblico lector que a√ļn no estaba preparado para su crudo realismo y su perspectiva pesimista de la vida. El manuscrito ya hab√≠a sido rechazado por dos editoriales cuando Frank Norris, autor de la poderosa novela naturalista McTeague, y tambi√©n editor de Doubleday, Page and Company, ley√≥ el manuscrito y proclam√≥ que era una de las mejores novelas que jam√°s hab√≠a le√≠do. Walter Page, socio de la firma, se uni√≥ a Norris en su elogio de la hermana carrie y firm√≥ un acuerdo con Dreiser para publicarlo. As√≠ que Frank Doubleday, el socio principal, al regresar de Europa, ley√≥ las hojas de prueba y dej√≥ de publicar.

No fue solo el disgusto de Doubleday por la novela, sino tambi√©n su perspicacia comercial lo que lo llev√≥ a suspender la publicaci√≥n. Sab√≠a que cualquier novela llena de tanta vulgaridad y laxitud moral no se vender√≠a. Dreiser insisti√≥ en que el editor cumpliera el contrato, y as√≠ se encuadernaron mil ejemplares y encuadernados. El libro se exhibi√≥ en la sala de exposici√≥n mayorista y se incluy√≥ en el cat√°logo de la empresa. Mediante la intervenci√≥n de Norris, se enviaron m√°s de cuatrocientos ejemplares a los revisores. Cuando llegaron los pedidos, se cumplieron r√°pidamente. No hay base para la acusaci√≥n de Dreiser de que fue ¬ęreprimido¬Ľ o ¬ęenterrado en un s√≥tano¬Ľ. Sin embargo, es justo decir que el libro, bajo la influencia de Doubleday, recibi√≥ una publicidad m√≠nima.

Las cr√≠ticas favorables fueron pocas y distantes entre s√≠. La mayor√≠a de los revisores fueron violentamente adversos e insultantes. hermana carrie fue tildado de inmoral y vulgar. El p√ļblico comprador de libros no ten√≠a problemas con los revisores. Dreiser ten√≠a mucha fe tanto en el libro como en la audiencia. Compr√≥ las planchas de impresi√≥n de su propia novela y la volvi√≥ a publicar en ediciones cada vez m√°s grandes en 1907, 1908, 1911 y 1932. Dreiser finalmente hab√≠a triunfado sobre la refinada tradici√≥n literaria.

A juzgar por los r√≠gidos est√°ndares morales y est√©ticos de la d√©cada de 1900, hermana carrie fue un libro impactante. En el interior McTeague, la novela m√°s atrevida de la √©poca, la lujuria y el vicio eran castigados al final para dar una lecci√≥n moral al lector. Carrie, lejos de ser castigada, se compromete con dos hombres y acaba en el lujo, una actriz de √©xito, ¬ęcon la gloria retumbando en los o√≠dos¬Ľ al recibir un enorme sueldo, desenlace que podr√≠a interpretarse como una apolog√≠a de una vida impura.

Adem√°s, la novela puede haber ofendido el gusto del p√ļblico por cualquiera de las siguientes razones: presentaba personas sin educaci√≥n que hablaban de manera coloquial y sin gram√°tica; era vulgar Dreiser agrava sus ofensas mostrando simpat√≠a por personajes tan vulgares en sus s√≥rdidos enredos. Todos sus personajes estaban ¬ęa la deriva en un mar tormentoso¬Ľ, incapaces de tomar ning√ļn rumbo, solo capaces de captar cualquier consuelo que se les brindara. Esto viol√≥ la doctrina moral actual del progreso y el libre albedr√≠o, que ense√Īaba que cada hombre pod√≠a elegir su propio camino del bien o del mal. el pesimismo de hermana carrie ofendi√≥ el gusto contempor√°neo por la dulzura.

Walter Page le escribi√≥ a Dreiser que si bien su trabajo fue ¬ęexcelente¬Ľ, su elecci√≥n de personajes fue ¬ędesafortunada¬Ľ. √©l tem√≠a que hermana carrie corromper√≠a al p√ļblico.

hermana carrie de hecho, fue un libro tan adelantado a su tiempo que est√° tan vivo y v√°lido hoy como cuando fue escrito. Adem√°s, permite al lector de hoy entrar en la conciencia de una era que ya no existe. El talento de Dreiser radica en su capacidad para presentar la vida tal como la vio, cruda y sin gram√°tica, sin pulir y tr√°gica. Dreiser vio su papel como un artesano de los detalles, no de palabras o estilo.

Recordando la novela, escribi√≥ una vez: ¬ęNo pretende ser una obra de arte literaria, sino una imagen de las condiciones hechas de la manera m√°s simple y efectiva que permita el idioma ingl√©s¬Ľ. (V√©anse las notas sobre Estilo.) Es a trav√©s de una abrumadora masa de detalles (ropa, modales, discurso, noticias actuales) que Dreiser crea un mosaico de la experiencia de sus dos personajes centrales en un tiempo y lugar espec√≠ficos. sin tanto detalle, hermana carrie simplemente ser√≠a otro cuento sentimental. Los detalles son ¬ęcosas¬Ľ, y en el materialismo de Dreiser, las ¬ęcosas¬Ľ determinan la fortuna de hombres y mujeres. Es a trav√©s de los detalles que el lector reconoce el ir√≥nico ascenso y ca√≠da de los personajes de Dreiser.

El tema central de hermana carrie es el efecto del sue√Īo americano equivocado y mal dirigido del √©xito. La novela rastrea las historias separadas pero individuales de sus personajes en sus esfuerzos por realizar el fabuloso sue√Īo americano. Carrie, en busca de la felicidad y ascendiendo al estrellato, llega al borde de descubrir que la realizaci√≥n personal es un sue√Īo dif√≠cil de alcanzar. El dinero, la ropa y el √©xito no brindan la felicidad que prometen, pero la parte m√°s oscura de la tragedia de Carrie es que no puede comprenderla por completo. Hurstwood, una vez ca√≠do de la ¬ęciudad amurallada¬Ľ de los ricos e influyentes, se resigna con demasiada facilidad al fracaso y la derrota. Tampoco reconoce las carencias de una sociedad cuyos valores se basan en cosas materiales. Ni Carrie ni Hurstwood niegan jam√°s los valores de la sociedad que hace del dinero su dios. Charles Drouet, el ¬ębaterista¬Ľ, aunque relegado a un segundo plano en la mitad de la novela, representa otro aspecto importante de la interpretaci√≥n de Dreiser. Drouet asume inconscientemente todos los valores de su tiempo sin ning√ļn rastro de rebeld√≠a. As√≠, la figura de Drouet completa el cuadro a√Īadiendo la tragedia de la ignorancia a la tragedia del fracaso de Hurstwood ya la tragedia del √©xito de Carrie.

En el interior hermana carrie Dreiser toma sus personajes centrales de las tres clases de la vida econ√≥mica estadounidense. Muestra c√≥mo son socavados y corrompidos por las afirmaciones fraudulentas del espurio sue√Īo americano. La culpa recae en la sociedad que obliga a sus individuos a convertirse en horribles y grotescas parodias de s√≠ mismos.



Deja un comentario