Acerca de Jane Eyre



Sobre Jane Eyre

Cuando Jane Eyre fue publicado por primera vez en 1847, fue un √©xito inmediato de cr√≠tica y p√ļblico. George Lewes, un famoso cr√≠tico literario victoriano, la declar√≥ ¬ęla mejor novela de la temporada¬Ľ. Sin embargo, tambi√©n recibi√≥ cr√≠ticas. En un famoso ataque a revisi√≥n trimestral En diciembre de 1848, Elizabeth Rigby llam√≥ a Jane ¬ęla personificaci√≥n de un esp√≠ritu no regenerado e indisciplinado¬Ľ y la novela en su conjunto ¬ęanticristiana¬Ľ. La cr√≠tica de Rigby quiz√°s explica parte de la continua popularidad de la novela: la rebeld√≠a de su tono. Jane Eyre cuestiona la mayor√≠a de las principales instituciones de la sociedad, incluida la educaci√≥n, la familia, la clase social y el cristianismo. La novela le pide al lector que considere una variedad de cuestiones sociales y pol√≠ticas contempor√°neas: cu√°l es la posici√≥n de la mujer en la sociedad, cu√°l es la relaci√≥n entre Gran Breta√Īa y sus colonias, cu√°l es la importancia del esfuerzo art√≠stico en la vida humana, cu√°l es el relaci√≥n entre los sue√Īos y la fantas√≠a? a la realidad, y ¬Ņcu√°l es la base de un matrimonio efectivo? Aunque la novela plantea todas estas preguntas, did√°cticamente no ofrece una √ļnica respuesta a ninguna de ellas. Los lectores pueden construir sus propias respuestas, basadas en su an√°lisis √ļnico y personal del libro. Esta multidimensionalidad hace Jane Eyre una novela que premia las m√ļltiples lecturas.

Si bien la longevidad de la novela radica en parte en su mensaje social, que plantea preguntas a√ļn relevantes para los lectores modernos, su combinaci√≥n de g√©neros literarios hace que la historia sea divertida y placentera. No solo la historia del romance entre Rochester y Jane, la novela tambi√©n emplea las convenciones del bildungsroman (una novela que muestra el desarrollo psicol√≥gico o moral de su personaje principal), el g√≥tico y la b√ļsqueda espiritual. Como bildungsroman, la narraci√≥n en primera persona sigue el crecimiento de Jane desde una hu√©rfana aislada y sin amor hasta una mujer independiente y felizmente casada. Las apelaciones de Jane al lector nos involucran directamente en este viaje de autoconocimiento; el lector se convierte en su c√≥mplice, aprendiendo y cambiando junto con la hero√≠na. El elemento g√≥tico de la novela enfatiza lo sobrenatural, lo visionario y lo horrible. La presencia fantasmal del Sr. Reed en la habitaci√≥n roja, la extra√Īa risa de Bertha en Thornfield y la personalidad oscura y melanc√≥lica de Rochester son ejemplos de convenci√≥n g√≥tica, que aumentan el suspenso de la novela, enredando al lector en el intento de Jane de resolver el misterio en Thornfield. Finalmente, la novela tambi√©n se puede leer como una b√ļsqueda espiritual, ya que Jane intenta tomar una posici√≥n sobre la religi√≥n en cada parada de su viaje. Aunque pinta una imagen negativa de la comunidad religiosa establecida a trav√©s de sus caracterizaciones del Sr. Brocklehurst, St. John Rivers y Eliza Reed, Jane encuentra una perspectiva personal efectiva sobre la religi√≥n despu√©s de su noche en los pantanos. Para ella, cuanto m√°s cerca estamos de la naturaleza, m√°s cerca estamos tambi√©n de Dios: ‚ÄúLeemos m√°s claramente su infinidad, su omnipotencia, su omnipresencia‚ÄĚ. Dios y la naturaleza son fuentes de generosidad, compasi√≥n y perd√≥n.

Mientras lee esta novela, considere llevar un diario de lectura, anotando citas que despierten su inter√©s. Cuando haya terminado con el libro, vuelva a estas notas y agrupe sus citas en categor√≠as espec√≠ficas. Por ejemplo, puede enumerar todas las cotizaciones relacionadas con las amas de casa. Seg√ļn estas citas, ¬Ņcu√°l parece ser el mensaje general de la novela sobre las amas de casa? ¬ŅLos diferentes personajes tienen percepciones conflictivas de las amas de casa? ¬ŅCon qu√© ideas de personajes parece simpatizar la novela y por qu√©? ¬ŅEst√°s de acuerdo con el mensaje de la novela? Al mirar la novela de cerca y leerla con un enfoque cr√≠tico, enriquecer√° su propia experiencia de lectura, uni√©ndose a los lectores del siglo pasado que estaban entusiasmados con el viaje de autodescubrimiento de Jane.



Deja un comentario